Costa Pacífica

Visita el pacífico colombiano, un lugar con una costa de 1300 Kilómetros de longitud que se constituye como uno de los lugares más húmedos y lluviosos del planeta. Hacia el norte la serranía de Baudó se interna en las aguas del océano y forma bahías y ensenadas siendo una zona selvática de gran biodiversidad. Al sur los acantilados y los acaudalados ríos bordean la zona junto con espectaculares manglares.

Cada año las imponentes ballenas jorobadas recorren desde la Antártida 8.500 Kilómetros para arribar al pacífico colombiano entre julio y noviembre para enamorarse o tener sus crías. Allí pueden verse aletas, colas y los primeros saltos del ballenato. Así mismo el desove y eclosión de tortugas, ranas exóticas y aves migratorias hacen de este lugar una experiencia de vida.

Bahía Solano

Por la espesura de la selva, la virginidad de las playas y el cálido mar Pacífico, Bahía Solano es un paraíso donde podrá observar ballenas en medio de espectaculares atardeceres. Este hermoso destino puede ser visitado en varias temporadas: en mayo cuando es posible practicar pesca deportiva en sus aguas; entre los meses de julio y noviembre, porque llegan las tortugas caná a desovar en sus playas; y entre junio y octubre, cuando las ballenas jorobadas que buscan las aguas cálidas del Pacifico para dar luz a sus crías, convirtiéndose en el mayor espectáculo natural de la región.

Nuquí

Nuquí es uno de los corregimientos de Chocó, Colombia que disfruta de la selva y el mar al mismo tiempo. Queda en la Ensenada de Utría, en el golfo de Tribugá, y está bañado por numerosos ríos que vierten sus aguas en el Océano Pacífico. Nuquí cuenta con el oleaje perfecto para practicar deportes como el surf, además también es posible avistar ballenas jorobadas o yubartas entre los meses de junio y octubre. En sus playas se realizan largas caminatas, careteo, buceo, pesca artesanal, avistamiento de fauna y flora y solo a 5 minutos de la playa se pueden visitar piscinas de aguas termales.